¡Un encuentro sin fronteras y el alma pegada a la piel !

El pasado 12 de Septiembre de este 2106, viví tres días de un encuentro realmente inolvidable en el que la vida se confabuló para reunir un talentoso grupo de escritoras y algunos escritores, ansiosos por compartir sus talentos a través de sus obras. En cada una de estas mujeres, percibí un aroma a inquietudes, vivencias, sentimientos, realidades, investigaciones y sentires de diversa índole, me confirmó la grandeza que tenemos las mujeres y en definitiva lo completas que somos para un mundo que requiere no solo de nuestra sensibilidad, sino de ese aguerrido espíritu que sin duda alguna todas llevamos dentro y nos permite soñar, construir, amar, perdonar, avanzar y mostrar de qué estamos hechas.
El motivo de este gran encuentro internacional de escritoras tuvo como inspiración la vida y obra de una mujer grandiosa que selló la historia por su amor, aprecio y lucha por defender el planeta en que vivimos, se concentró en los Everglades y la tierra de la Florida. Marjory Stoneman Douglas “La gran Dama de los Everglades” a quien admiramos al conocer su gran legado, su defensa por valorar no solo estos bellos lugares, sino la preservación y restauración de la naturaleza del Sur de la Florida.
Tres bellos e intensos días en los que diversas nacionalidades aplaudieron al unísono y vibraron con excelentes libros y presentaciones de escritoras que sin duda seguirán dejando huella entre novelas, poesía, historias, cuentos para niños y experiencias que motivan e impulsan a continuar dejando lo mejor de cada una en sus letras y grandes obras.
No solo brilló el talento, sino la chispa de vida y alegría que iluminó por esos días el sentimiento, nuevas amistades y la satisfacción de saber que hay grandes valores que aportan lo mejor de sí mismas, a un mundo que necesita replantearse su situación actual para vislumbrar sólidos y claros caminos al andar.
Cuidar de nuestro planeta, sus elementos, respetar la creación y pensar que sí puede existir un mañana mejor, si construimos desde nuestro interno una concientizacion que cubra a quienes nos rodean, para entre todos trabajar por evitar que los abismos sigan abriendo los horizontes de futuras generaciones.
Gracias Pilar Velez y a todos aquellos que hicieron posible este encuentro, sin duda el trabajo a seguir es arduo e intenso, pero que grande es emprender ese trabajo cuando se sabe que somos más los que deseamos la paz y preservación de un mundo pleno  y sin duda alguna será nuestra meta a seguir en cada despertar.
¡Hasta el próximo encuentro! construyamos caminos de paz, fe, amor, respeto por la naturaleza que adorna esta casa llamada tierra, nos fue dada por Dios y es de todos.

Podemos hacerlo desde la esquina de lo que amamos hacer, en este caso, a través de nuestras letras y la voz del alma.
¡La historia apenas comienza!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

HTML tags are not allowed.