¡Almas de artistas!

Que grandioso ver como las almas se unen y al unísono se proponen elevar su voz al universo, para sembrar semillas que sin duda darán sanos frutos a un mañana no muy lejano, en el que el mundo podrá ver los sueños desplegados en los horizontes y así sentir que la vida es vida y el poeta fuerza innegable que habita el espacio de lo posible, y sus sentimientos bañen al mundo para refrescar sus noche de luna y su inspiración inagotable despliegue la fuerza de los seres y la risa inocente de quienes acarician la vida con anhelos de llegar muy lejos un día.

Que el arte en toda su expresión vuele muy alto, atraviese fronteras y confirme su presencia en el orbe entero, para dar así sentido a la existencia humana y dar gracias a Dios por el talento impreso en cada corazón.

¡Adelante! que las palabras construyan mundos sutiles que toquen los sentidos de todos los que despiertan cada día con el deseo inmenso de encontrar la ruta, dirigir pasos, dar estímulo a quien se siente cansado y brindar música en cada frase que al final, como oraciones inspiren el alma para tocar la inmensidad que alienta, abraza y propicia en cada ser un mundo mejor que aporte todo de sí y sea luz que cultive grandes campos en el alma para finalmente poder vivir en paz y total calma.

El mundo clama sinceridad, orden, respeto, amor, dignidad, vida… y todo esto es claramente expresado en sus diversas formas por quienes tenemos un compromiso a través de las palabras, de las imágenes y de tantas formas de expresión que permiten bordar lentamente puntadas de amor para alcanzar estos ideales.

Todos los días las noticias se bañan de horror, de sangre, de oscuros lamentos y no podemos seguir este camino ni permitir que tome fuerza por qué si lo dejamos el fin se aproxima y ¿qué podremos dejar a nuestros hijos y a sus hijos? es por esto y por mucho más que debemos dar paso para que el arte abrace al mundo, expanda sus alas, cubra de ilusiones y colores el firmamento y un día el llanto se convierta en risa, la oscuridad en luz, el dolor en fe, las miradas se levanten y los niños vuelvan a sentir la inocencia en sus almas y el verde sea más verde, las flores puedan reír y con sus fragancias brindar un aire más limpio para que todos un día podamos volver a respirar vida y disfrutar de todo lo que se nos fue dado para cuidar y amar.

Lo podemos hacer… ¡es un compromiso de todos para todos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

HTML tags are not allowed.